Asado jugoso de seitán

Este asado jugoso de seitán es una receta ideal para las celebraciones. Sencillo de preparar y siempre triunfa entre los comensales.

El seitán por su textura y sabor nos permite cocinarlo de muchas formas diferentes: estofado, a la plancha, escalopes, lasaña.. Y como no, este delicioso asado.

Le vamos a añadir unas verduras también horneadas y un aliño que va a hacer que nuestro asado esté muy jugoso.

Además le añadimos unas plantas aromáticas para darle un toque especial, al que ningún paladar va a quedar indiferente.

Asado de seitán

Ingredientes:

-300gr de seitán.  Puedes compralo ya listo o hacerlo en casa. Yo lo he preparado en casa, podéis ver como hacerlo aquí: Como elaborar seitán

-2 zanahorias

-1 boniato

-1 cebolla

-100gr de shitake

-romero o tomillo

-1 cucharada de shoyu

-1 cucharadita de mirin

-1 cucharadita de concentrado de manzana

Preparación:

Cortamos la cebolla en medias lunas finas, las zanahorias  y el boniato en rodajas finitas . El shitake en láminas.

Calentamos el horno a 170º. En una fuente par horno colocamos las verduras con un poquito de sal y  aceite y mezclamos bien.

Horneamos durante 20 minutos.

Al seitán le hacemos unos cortes y le añadimos dentro de ellos romero o tomillo al gusto

Transcurridos los 30 minutos lo metemos al horno sobre las verduras y horneamos durante 15-20 minutos más. Queremos que el seitán quede ligeramente tostado por fuera y jugoso por dentro.

Mezclamos en un vaso el mirin con el shoyu y el concentrado de manzana. Y en los últimos minutos le añadimos el caldo por encima del seitán.

Horneamos durante 5 minutos más y ya está listo para disfrutar.

Recuerda contarnos que te ha parecido. Y envíanos fotos de tu seitán asado. Sabes que nos encantará ver tus creaciones.

 

Opt In Image
Descargate gratis elEbook de macrobiótica para dar tus primeros pasos

Únete a la comunidad Nishime y aprende como la filosofía macrobiótica cambiará tu manera de entender la vida.

Recibirás un día a la semana contenido exclusivo y descubrirás el poder de los pequeños cambios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *