Cebada con salsa de eneldo y zanahoria

Hoy voy a contarte  como preparar un plato delicioso, que contiene cebada con salsa de eneldo y zanahoria, garbanzos con calabacín y una ensalada de rúcula.

Es un ejemplo de plato macrobiótico, que en este caso me comí a medio día. Cuando comencé con la macrobiótica me hizo feliz comenzar a comer platos combinados. Ya que en ellos hay diferentes texturas, colores y están cargados de nutrientes. Noté un gran cambio en mis hábitos ya que quedaba saciada y ya no tenía ganas de picar entre horas. Y no porque comiera más cantidad de comida que antes, si no porque mis platos comenzaron a estar equilibrados a nivel energético.

Vamos con las recetas de este plato:

Cebada con salsa de eneldo y zanahoria

Ingredientes:

-1 vaso de cebada

-2 zanahorias

-1 cucharada de eneldo

-una cucharadita de mostaza

-1 cucharadita de aceite de oliva

-concentrado de manzana al gusto

-sal al gusto

-agua

Preparación:

Lavar y poner a remojo la cebada durante toda la noche.

Poner dos medias y media de agua por una de cebada en una cazuela al fuego. Cuando comience a hervir añadimos un poquito de sal y la cebada, que habremos escurrido. La cocinamos a fuego medio hasta que se absorba todo el agua. Suele tardar unos 35 minutos.

Para preparar la salsa mezclamos en un bol la mostaza, el eneldo, aceite, un poquito de sal al gusto y agua hasta encontrar la textura deseada. Mezclar bien. El concentrado de manzana es opcional, prueba la salsa y si quieres darle un pontito dulce puedes añadirle unas gotas de concentrado de manzana. Si te gusta así, no hace falta que le añadas.

Las zanahorias las he lavado, cortado en palitos finos y escaldado. Para escaldar poner agua en una cazuela al fuego, cuando comience a hervir añadimos un poquito de sal y vamos escaldando las zanahorias. Las introducimos en pequeña cantidad en el agua, para que no pierda temperatura. En 2-3 minutos están listas. Toman un color naranja intenso, que es lo que nos indica que están listas.

Una vez cocida y la cebada la dejamos enfriar, del tiempo. Y le añadimos la salsa de eneldo y mostaza. Puedes mezclarlo también con las zanahorias escaldadas. O en este caso, yo lo que he hecho es servir la cebada con la zanahoria por encima.

Cebada con salsa eneldo

Garbanzos con calabacín

Ingredientes:

-1 vaso de garbanzos

-alga kombu(un sello postal)

-1 calabacín grande

-1 cebolla grande

-hojas de rabanito(opcional)

-aceite de oliva

Preparación:

Poner los garbanzos a remojo toda la noche junto con el alga kombu.

Por la mañana escurrir el agua y cocer los garbanzos con el alga kombu cortada en trocitos. Puedes cocerlos en olla rápida o en cazuela. Hasta que estén tiernos.

Cortar la cebolla y el calabacín en medias lunas finas. Lavar y cortar en láminas las hojas de rabanito.

Poner una sartén al fuego, cuando esté caliente añadir un chorrito de aceite de oliva e incorporar la cebolla. La cocinamos durante 5 minutos y añadimos el calabacín. Los mantenemos en la sartén durante 15 minutos y añadimos las hojas de rabanito y los garbanzos. Rectificamos de sal y cocinamos durante 5 minutos más y ya está listo.

Ensalada de rúcula

Ingredientes:

-rúcula

-chucrut

-pipas de calabaza tostadas

-aceite de oliva

-sal

Preparación:

Mezclar la rúcula, con el chucrut, añadir aceite al gusto y sal. Tener en cuenta que el chucrut ya contiene sal. Por lo que primero te recomiendo probar y después añadirla.

Servir con pipas de calabaza tostada por encima.

Montar el plato a tu gusto y ¡a disfrutar!

 

 

Comentarios

  1. Lidia dice

    Me llama la atención que uséis las hojas del rabanito que son ligeramente uritcantes en crudo, ¿quizás al cocerlas pierden ese efecto?
    Gracias por poner un plato completo ya que a veces al componer un plato me faltan ideas.
    Hacéis un trabajo estupendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *