¿Como puedo organizar mi alimentación cuando trabajo a turnos?

¿Te ha tocado alguna vez trabajar a turnos?

O quizás ¿tiene uno horarios que no te dejan llevar un ritmo de vida ordenado?

A nivel energético, nuestro cuerpo esta conectado directamente  con los ritmos del universo que nos rodea.

Los animales se despiertan al amanecer y a la noche se acuestan. Lo mismo paso con las plantas. Algunas de ellas tienen flores que se cierran por  la noche y se abren a la mañana.

Este debería ser el ritmo natural.

El problema es que en muchas ocasiones, la vida nos coloca en situaciones que  no son el “ideal” para nuestra salud y debemos acoplarnos de la mejor manera posible.

¿Cual sería el horario ideal?

Para saber si un horario es bueno para nuestro organismo, debemos fijarnos en que época del año estamos, porque seguro que sabes que en verano hay mas horas de luz y en invierno menos así que esto debería traducirse en mas y menos actividad.

Lo ideal sería despertate al amanecer y tomar un desayuno que este cargado de energía para poder afrontar el día completo.

Al mediodía que sería entre las 12 y las 2 del mediodía como muy tarde tomar la comida que debe contener una alimentación variada con cereal, legumbre, verdura. Un plato completo con todos los nutrientes.

A partir de las 4 de la tarde, el nivel energético comienza a descender y el cuerpo comienza a guardarse y además de bajar nuestra actividad, también el cuerpo nos pide menos alimentos porque nuestros órganos también comienzan a tener una actividad menor.

La cena debería ser sobre las 8 de la tarde y siempre 2 horas antes de acostarse.

Hacer la digestión antes  de ir a dormir, nos va a permitir descansar mejor para poder recuperar nuestras fuerzas.

Si no conseguimos hacer la digestión antes, muchas veces nos despertamos mas cansados y sin hambre y en consecuencia salimos de casa sin desayunar y en definitivaarrastramos un bajon energético por la falta de un buen desayuno.

alimentación cuando trabajo a turnos

¿Que hago si no puedo seguir estos horarios?

Si, esto sería maravilloso pero en el momento que la vida nos pone delante otra realidad hay que adaptarse.

Mi recomendación es intentar mantener los horarios conforme lo que he contado antes.

Por mucho que nosotros estemos cambiando de turnos, nuestro ritmo biológico y nuestra conexión con lo que esta sucediendo fuera va a continuar de la misma manera.

Es decir:

Si haces turno de mañana:

-Desayunar antes de salir de casa sobre las 5:30

-Almorzar o picar algo sobre las 9 -10 y comer si se puede antes de salir o justo nada mas salir. Si comemos nada mas salir, el almuerzo debe ser mas abundante y puede hasta contener una especie de menú completo

Si haces turnos de tarde:

-El desayuno lo haríamos a la hora normal

-La comida debería ser antes de ir a trabajar, merendar bastante a media tarde y cenar muy ligero, una sopa, unas verduras. Algo de muy fácil digestión para poder ayudar al cuerpo a relajar.

Si haces turnos por la noche

-El desayuno lo haremos al salir del trabajo pero en vez de contener mucha cantidad de cereal integral, será liviano  como un té y un plato de verdura escaldada… Es importante ayudar al cuerpo a descansar ya que será el momento donde nos vamos a dormir así que si le metemos cereal integral que nos ayuda a la actividad o algo muy pesado no vamos a descansar bien.

-A la hora de la comida será cuando hagamos una comida completa, con mas cantidad de cereal

-La hora de la cena en este caso como tenemos tiempo para hacer la digestión y además necesitamos energía para seguir con el trabajo podemos añadir cereal integral y hacer una cena un poco mas completa.

Aun así, equilibrarse cuando cambiamos de turnos semanalmente es muy complicado ya que el cuerpo no es capaz de adaptarse en tampoco tiempo.

Es mas beneficiosos hacer siempre el mismo turno aunque sea de noche que no ir cambiando cada semana.

Y tu, ¿Trabajas a turnos? ¿Como te organizas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *