Nuestras claves para ser un buen equipo

La alimentación es la base de nuestra salud, pero hay otros aspectos que son claves para conseguir el equilibrio. Uno muy importante es nuestras relaciones con los demás.
Todos lo días nos relacionamos con otras personas y la calidad de estas relaciones afecta a nuestro estado emocional y por tanto a nuestro estado global.
Hay momentos que miro a mi alrededor y veo mucha frustración, tristeza, conflicto. En una mirada al mundo, me resulta extraño y ajeno.
Me pregunto que puedo aportar yo para  volver a hacer de la tierra un lugar habitable y armónico.  Y no encuentro mejor manera que trabajar en mi misma. Todo empieza en uno mismo. Cuanto más vives lo que eres, cuanto más abres los ojos, cuantas más ganas tienes de vivir, mayor luz y satisfacción hay en tu interior y en tu vida.
¿Y si comparto lo que voy aprendiendo en mi camino y esa lucecita que hay dentro de mi  ayuda a encender otras luces?  ¿Y si tú haces lo mismo?…. Luz a luz  conseguiremos que la oscuridad se apague.
¿Qué te parece? ¿Te apuntas al plan?
Esta es parte de nuestra labor en Nishime y ¡me hace taaaan feliz!
Nerea y yo formamos parte de este plan. Y hoy os quiero contar como hacemos para que nuestro equipo funcione tan bien. Tal vez te pueda ayudar para aplicarlo a tu equipo de trabajo o a aspectos de relaciones que tienes en tu vida.
1. Caminar con el miso objetivo
Las formas de conseguir un objetivo común pueden ser muy variadas. Pero la meta ha de ser la misma.
Si no caminamos en la misma dirección ni con los mismos objetivos, el proyecto en común no es posible.
2.Conocer a la otra persona y quererla tal como es
Cuando quieres al otro tal y como es, hasta los aspectos de su carácter o de su forma de hacer las cosas que te gustan menos, te los puedes tomar con humor.
Es principal conocer bien a la persona con la que estás realizando un proyecto en común.  Para comprenderla y respetarla.
3. Comunicación
Principal para cualquier relación. ¿Y que es una buen comunicación? Para mi es aquella en la que las dos partes escuchan, empatizan y respetan.
4.Nadie tiene la razón
Cuando quieres llegar a consenso en algún tema y la opinión de cada uno es diferente ponerte cabezón queriendo tener razón no lleva a ningún sitio.
¿Quién tiene la razón? Nadie. Cada uno tenemos nuestra visión de las cosas porque nuestra  forma de mirar  y experiencia vital es  diferente. Tener diferentes opiniones enriquece mucho un equipo.
Abre tu mente a lo que los demás aporten y verás cuanto puedes aprender.
5.Cada uno tenemos unas habilidades
A cada persona se nos da mejor hacer unas cosas que otras. Cada uno tenemos nuestras habilidades y esto no es bueno ni malo, es enriquecedor.
Un equipo es mucho más eficaz si cada uno se dedica a las tareas que se le dan mejor.  Poco a poco puede ir aprendiendo de la otra persona todo aquello para lo que en principio tenia menos habilidad.
6.Un día por ti ,otro por mi
No todos los días nos sentimos con las mismas ganas o energía.  Cuando te conoces bien no hace falta compartirlo con palabras, porque en cuanto te miras, sabes que hoy no es el día .
Es importante compartir como nos sentimos  y que es lo que necesitamos.
Este aspecto lo podemos aplicar a cualquier relación  y proyecto.  A una pareja, a la maternidad, amistades, familia…
En un equipo hay momentos vitales en los que uno de los dos “tira del carro” para que el otro descanse. Hacer esto con amor y respeto fortalece la relación y el proyecto común. Significa cuidar y respetar al otro.
7. La competencia es una lucha contra uno mismo
¿Que es la competencia? Una lucha que uno tiene en su interior contra uno mismo. Que tu cumplas tus objetivos no quiere decir que los demás no puedan conseguirlo también.
Si las personas que tenemos una mirada similar y un caminar paralelo tendemos puentes y manos, la fuerza de uno mismo será mayor. Por lo tanto la fuerza global también lo será.
En el equipo está la fuerza.
8.El humor
En nuestro equipo es algo que yo valoro mucho. Es la suma de todos los puntos anteriores y de una forma de ver la vida.
Hemos tenido situaciones juntas que en el primer momento hemos pensado.. “¿y ahora que hacemos, como solucionamos esto?” y se nos ha quedado cara de interrogación o preocupación. Y tras unos minutos nos ha entrado un ataque de risa.
En ocaciones quitarle peso a las dificultades con una dosis de humor tiene un precio incalculable.
Claves para ser un buen equipo
9.-Confianza
Confiar en las personas con las que estás formando un equipo de trabajo, familia.. ¡Por supuesto!
Pero también confiar en que todo va a salir bien, confiar en la vida. Todas las cosas que nos suceden tienen sus motivos. Aunque a veces nos cueste entenderlo. A veces nos empeñamos mentalmente en que nuestra vida y proyectos han de ser de una manera y nos encontramos con muchas dificultades. Quizás hay que cambiar de estrategia, una y mil veces. Dejarse fluir y observar para ver el camino. ¡Confiar!
Así es como lo hacemos Nerea y yo, de forma natural, la verdad.  Tenemos la ventaja de ser amigas hace muchos años y nos conocemos muy bien.
Somos muy diferentes y en esa diferencia es nuestra fuerza. Cada una aporta su esencia para formar equipo.
Me siento profundamente agradecida por formar parte de este proyecto y compartirlo con vosotros.
Seguro que tú tienes tus propias herramientas para que tus relaciones sean satisfactorias , si quieres puedes aportarlas. Y así vamos encendiendo más luces 🙂
Recuerda siempre que el trabajo comienza en ti  y que puedes conseguir todo aquello que te propongas.

Leave a Reply


You must be logged in to post a comment.