Macrobiótica ¿Por donde empiezo?

Seguro que has escuchado muchas cosas sobre la macrobiótica y quizás hasta ya tienes una idea preconcebida, pero en macrobiótica ¿por donde empiezo?

Para poder comprender hay que empezar por el principio

Y esto significa saber cuales son sus principios.

Muchas personas creen que la macrobiótica es una forma de alimentarse y si tiene mucho que ver, pero esto es solo el principio de un camino de autoconocimiento y transformación.

Después de muchos años de práctica personal y de formar a cientos de alumnos en la escuela, me doy cuenta que lo mas importante es la transformación que se crea cuando tomamos la decisión de cuidarnos.

Aquí comienza el camino hacia la comprensión de nosotros mismos y de la macrobiótica.

Podemos comer mecánicamente una dieta de cualquier tipo, puede sentarnos bien durante un tiempo pero a la larga es un sistema cerrado que quizás no tiene en cuenta nuestras características biológicas y personales en cuenta.

¿Entonces por donde empiezo?

La macrobiótica es un trabajo de autoconocimiento, que por una parte nos enseña a través de la alimentación y normalmente suele ser el principio de la mayoría de las personas.

Transformar nuestra alimentación y volver a lo que biológicamente nos corresponde, nos ayuda a centrarnos y poder tomar el resto de decisiones.

El otro día estaba en el monte y había un montón de animales sueltos, vacas, caballos, ovejas y un montón de aves volando y me paré un momento y pense:

  • ¿Por qué la vaca y el caballo comen hierba y no a otros animales?
  • ¿Por qué los buitres que nos están sobrevolando no comen hierba en vez de carroña?
  • ¿Por qué yo no como ni carroña ni hierba?

Cada uno de los seres que formamos este mundo, somos parte de una cadena y si todos comeríamos lo mismo agotaríamos ciertos recurso y por el contrario, otros estarían en exceso. Crearíamos un desequilibrio en el mundo en el que habitamos.

Los seres humanos, al observar nuestra biología, nuestra dentadura y nuestro desarrollo a través de los años, podemos ver para que estamos preparados biológicamente.

Esto significa también que lo que me sienta bien a mi no tiene porque sentarle bien a otra persona con otra biología diferente como puede ser una persona nacida en India o en Islandia.

Todo lo que necesitamos está a nuestro alcance, solo tenemos que saber que escoger

¿Que herramientas me da la macrobiótica para saber lo que necesito?

Para poder saber lo que necesitas simplemente hay que pararse y observar.

Una vez que estás ahi, la macrobiótica tiene un sinfín de herramientas, entre ellas la alimentación. Pero no una alimentación cerrada y mecánica sino una compresión de como a través de la alimentación podemos equilibrar nuestra energía con la energía del entorno en el que vivimos.

A través del estudio del Yin y el Yang podemos averiguar que energía es la que nos corresponde y como la tenemos que nutrir.

No existen los alimentos buenos ni males, existen momentos y personas con necesidades diferentes y a través de esta comprensión, las podemos equilibrar para poder sentirnos llenos de energía y vitalidad.

De esta forma, una persona que vive en un clima frío con unas características y unas condiciones de mucho trabajo, no puede tener la misma alimentación que una persona que vive en una zona tropical y su vida es mas relajada.

Si cualquiera de ellos adoptase una dieta rígida, pensada a través de dos conceptos tan básicos como bien y mal, finalmente entrarían en desequilibrio.

El universo te va dar los alimentos que necesitas en el lugar en el que vives, cógelos y nútrete

Para poder comprender esto en una mentalidad occidental en la que todo lo clasificamos puede tardar un tiempo y quizás a veces nos suena un poco raro. Pero nada mas lejos de la realidad.

El caballo, la vaca y el buitre saben perfectamente lo que tienen que comer, porque están conectados con su naturaleza primaria. Si empezasen a comer otras cosas, enseguida entrarían en desequilibrio y esto lo podemos entender fácilmente.

¿Entonces en macrobiótica no hay nada prohibido?

Lo único que está prohibido es lo que tu mente te imponga y solo tu puedes prohibir o permitir.

En muchas ocasiones echamos la culpa de nuestros actos a cosas externas, que si lo que me han dicho, que si la macrobiótica prohibe, que si mi vecino me ha contado que es mejor que no coma esto, o lo otro…

Prohibir nada tiene que ver con comprender, respetar y vivir desde el amor a todo lo que nos rodea.

Mira hacia dentro de ti y observa si lo que comes a diario es para cuidarte y verdaderamente te sienta bien o por el contrario hay algo que no acaba de hacerte sentirte bien. Si esto es así cambia lo que estás haciendo, la vida esta para vivirla llena de energía y vitalidad y para eso hay que amarse desde lo mas profundo de nuestro corazón.

La vida macrobiótica es el proceso de cambiarnos a nosotros mismos para que podamos comer todo lo que queramos sin temor a enfermarnos; nos permite vivir una vida alegre durante la cual podemos lograr cualquier cosa que elijamos

*George Oshawa

 

One Response to “Macrobiótica ¿Por donde empiezo?”


  • Alicia / Responder

    Un artículo muy interesante.
    Apenas sé nada de macrobiótica, pero conozco a gente que se alimenta así y me parece muy complicado y caro para mí.

    Muchas gracias.

    Feliz día.

    Alicia.


Leave a Reply