Pasos a seguir para hacer una transición en tu alimentación

Una de las dudas que mas nos surgen cuando queremos realizar una transición a una alimentación macrobiótica es: 

¿Por donde empiezo?

Quizás, ya has intentado hacer algún cambio en tu alimentación pero siempre acabas volviendo a lo que ya conocías. Pero eso ya no te sirve porque no te encuentras lo bien que te mereces.

Tienes un montón de ideas, has leído mucha información y parece que tienes claro que pasos debes seguir, pero llega el día y en un abrir y cerrar de ojos, has vuelto a donde estabas al principio.

Así que hoy, me he propuesto darte unas claves para que puedas empezar fácilmente sin volverte loca.

Créeme, todas hemos pasado por esto, y muchas de nosotras lo hemos conseguido de forma sencilla. Ahora nos encontramos en donde nos habíamos propuesto. Solo tienes que seguir los pasos adecuados y en poco tiempo vas a notar los cambios.

 

Márcate un objetivo claro

Te has preguntado alguna vez ¿que tipo de alimentación es buena para ti?

Quizás, antes de responder esta pregunta sería interesante hacer un pequeño trabajo de autoconocimiento para ver cuales son tus necesidades específicas.

Esta es la primera pregunta que debes hacerte. Si no tienes claro que es lo que necesitas, tu objetivo no va a ser claro. 

Es como coger el coche para ir de vacaciones y no saber el destino.

Así que párate a pensar cual es tu objetivo y escribe también pequeños objetivos que sean reales y que los puedas cumplir a corto plazo.

Entre mis primeros objetivos fueron:

  • Eliminar de mi despensa todo lo que ya no me sirvía
  • Reducir el consumo de alimentos procesados hasta eliminarlos
  • Reducir el consumo de azúcar hasta eliminarlo
  • Eliminar los lácteos, carnes y pescados
  • Añadir mas proteína vegetal en mi dieta
  • Eliminar los cereales procesados y añadir cereales integrales

Haz un calendario

Si ya tienes tus objetivos claros, lo mejor es marcarlos en tu calendario. 

Así que, coge el calendario y márcate unos objetivos realistas. 

De nada sirve pensar que de la noche a la mañana vamos a hacer un gran cambio sin volvernos locos, así que lo mejor es observar el tiempo que vamos a poder dedicar y ver que tiempo real tenemos para hacerlo.

Si marcas unos objetivos demasiado complicados para ti, el día que no los estés cumpliendo, vas a sentir que te estás fallado y si eso te sucede en muchas ocasiones, lo mas normal es que finalmente abandones.

Así que mira punto por punto y se realista en tus intenciones. Es la mejor manera de sentirte bien con el proceso y que este además sea un camino bonito del cual disfrutar.

Observa tus progresos

Muchas personas que vienen a la consulta o a los cursos, con el paso del tiempo, les parece que prácticamente no ha habido cambios en sus hábitos. 

Así que te propongo que hagas este ejercicio y ya vas a ver lo bien que te sientes cuando mires hacia atrás.

Coge papel y boli y apunta que comes a lo largo de una semana. Pero apúntalo todo, hasta lo que has picado entre horas o los aperitivos que has tomado cuando sales con tus amigas. 

Y también, si quieres hacer cambios en tu estilo de vida, puedes apuntar por ejemplo cuanto ejercicio haces a lo largo de la semana o si vas caminando al trabajo o en bici. 

Otros datos que a mi me gusta apuntar, es como te encuentras de salud. Si por ejemplo tienes el colesterol alto o te suele doler la cabeza o por el contrario, estás de mal humor. Estos síntomas en muchas ocasiones, en un cambio de alimentación se estabilizan y esa es una maravillosa noticia.

Cuanto mayor información escribas, luego te sentirás que has superado mas objetivos y esto te ayudará a continuar así que rellena bien ese papel con todo lo que se te ocurra.

Esta lista la vas a revisar una vez al mes y puedes hacer un pequeño resumen de cada uno de los cambios que has notado.

Te vas a dar cuenta que has avanzado y que seguro, tu estado de salud ha mejorado notablemente.

Recuerda

Que hacer un cambio de hábitos es un proceso que necesita tiempo y dedicación.

Que la motivación, te va a ayudar a seguir adelante

Que todo proceso puede ser complicado y que seguramente querrás volver atrás en mas de una ocasión, pero si lo consigues habrás dado un paso importante en tu vida

Y sobre todo DISFRUTA del proceso, porque de esa forma lo vas a recordar como algo positivo y estarás preparada para hacer mas cambios en tu vida, si así lo deseas.

Espero haberte ayudado con este artículo y me encantaría saber cual es tu experiencia y que la compartas con otras personas en los comentarios aquí abajo. Porque cada semilla que plantamos puede ser el motor de cambio para otras personas que tenemos a nuestro alrededor.

6 Responses to “Pasos a seguir para hacer una transición en tu alimentación”


  • Itziar / Responder

    Haun siguiendo más o menos la dieta macrobiótica (estamos aprendiendo), las digestiones son pesadas y los ardores son muy frecuentes. Me podéis aconsejar?


  • Carolina / Responder

    Hola! Me encantan los articulos que escribis, me motivan un monton! La verdad es que mi lista es identica a la que planteaste al inicio, y voy avanzando con entusiasmo.. Me suelo frenar cuando pienso en los nutrientes y las vitaminas (b12 etc) y me empiezan las dudas por la alimentación de mis hijas.. Que me recomendas? Gracias!


    • Nerea Zorokiain Garin / Responder

      Hola Carolina,
      es verdad que es importante que la alimentación esté equilibrada, pero a veces no nos damos cuenta los problemas que conlleva la mala alimentación como en productos procesados y nadie se lo plantea 🙂
      Yo con las niñas llevo una dieta equilibrada y luego ellas en la calle eligen lo que quieren comer.
      Nunca hemos tenido ninguna falta de nutrientes, pero como te digo la dieta la revisamos para que esté completa
      Un abrazo


  • Ana / Responder

    Muchas gracias por todo lo que compartís es estupendo de verdad. Os leo mucho pero ahora os escribo. Para mi empieza la época de gloria que llamo yo, el otoño, el invierno. Después de hacer una limpieza de 10 días se entra de lleno además. Más ligera, tranquila, serena, concentrada, sabiendo hacia dónde ir, disfrutando. Todos los años me ayuda, el verano me resulta más complicado de llevar, dedico menos tiempo y luego pues lo noto. Pero tranquilidad que es parte de la vida también eso. Si tengo claro que desde hace casi nueve años mi estilo de alimentación y de vida diría está definido por la macrobiotica, me hace mucho bien y es lo que me importa. Es el tiempo que me dedico a mi misma. Y de verdad que lo necesito! Muchas gracias pues por vuestras aportaciones. Seguiré aprendiendo mucho. Un fuerte abrazo.


    • Nerea Zorokiain Garin / Responder

      Hola Ana,
      que bien que ya te conozcas como para saber que es lo que necesitas.
      Yo también suelo hacer la dieta de los 10 días de vez en cuando para aligerar la cabeza y el cuerpo y me sienta genial 🙂
      Nos vemos
      Un abrazo


Leave a Reply