¿Qué pasa si no asimilas correctamente lo que comes?

Nos pasamos el día observando si los alimentos que comemos son saludables o no pero…
¿Qué pasa si no asimilas correctamente lo que comes?

Simplemente, nuestro sistema digestivo no es capaz de aprovechar todos los nutrientes esenciales que pasan por él.

Seguro que conoces a muchas personas, o tal vez a ti misma te sucede, que tienes molestias digestivas. Como hinchazón, digestiones lentas, gases, acidez, reflujo o  no consigues descansar bien por la noche porque tu digestión es pesada.

Es importante atender a los síntomas, para evitar que lleven a patologías crónicas. Es necesario observar que está sucediendo con tu sistema digestivo, que alimentos ingieres y como lo haces.

Porque seguro que ya has escuchado alguna vez:

SI SIGUES HACIENDO LO MISMO,
EL RESULTADO SERÁ EL MISMO

Así que hoy hablamos sobre la fuerza digestiva. Que podemos hacer para conseguir un sistema digestivo que sea capaz de asimilar los alimentos que comemos.

He preparado unos consejos para que puedas repasar  y reflexionar sobre si hay alguno que quizás no lo estás poniendo en práctica todavía:

1.-Tomar los alimentos que nuestro cuerpo necesita biológicamente:

Basar nuestra alimentación en cereal, legumbre, verduras, algas, alimentos fermentados, semillas y frutas.

Comer alimentos vivos y ecológicos, que generen vitalidad, esto es esencial.

Cuando elegimos alimentos procesados,  con gran contenido de pesticidas, conservantes, potenciadores del sabor, grasas saturadas… provoca que nuestro sistema digestivo tenga trabajo en exceso  y se resienta.

2.-Añadir alimentos fermentados una vez al día

kimchi-fermentosNuestro intestinos están compuestos por miles de bacterias que hacen que funcione correctamente y que sea capaz de asimilar los nutrientes de la comida que ingerimos. Estas bacterias se nutren por alimentos lactofermentados (no lácteos) que conseguimos a partir de la fermentación de verduras en agua con sal como puede ser el chucrut o las verduras en salmuera.

Hay una gran variedad de fermentos que puedes utilizar: chucrut, miso, tempeh, shoyu, aceitunas, pepinillos… En realidad, de forma sencilla en tu casa, puedes fermentar cualquier verdura y hacer combinaciones deliciosas a tu gusto. Y así crear tu propia despensa de fermentos. Para tenerlos a mano y poder cada día beneficiarte de sus múltiples propiedades.

3.-Mantener un buen equilibrio entre alimentos Yin y Yang

Para tener una buena salud intestinal es importante que los alimentos que tomamos no sean ni excesivamente calentadores ni enfriadores. Mantener el equilibrio entre ambos nos ayudará a tener mejores digestiones.

4.-Reducir el consumo de alimentos de origen animal

Si observamos nuestra dentadura, indica que la cantidad de alimentos de origen animal debe ser en contadas ocasiones. Es más, la longitud de nuestros intestinos se asemeja más a la de los herbívoros que a los animales carnívoros. Un exceso de alimentos de origen animal provoca fermentación y putrefacción intestinal, creando acidez, reflujo y digestiones pesadas.

5.-Masticar cada bocado hasta que quede líquido

Nuestros dientes hacen la función de trituradora y nos ayudan a deshacer cada bocado para que llegue al estomago pre-digerido y alcalinizado por ayuda de la saliva. Si te interesa este tema puedes ver mas información aquí.

6.-Controlar la cantidad de alimentos crudos

Para digerir alimentos fríos y crudos, nuestro sistema digestivo debe hacer un trabajo adicional así que es interesante reducir la cantidad de estos alimentos y tomarlos sólo en épocas que la naturaleza nos los ofrece de forma natural.

7.-Reducir el consumo de harinas y levaduras

Muchas dolencias digestivas, como pesadez e hinchazón, suelen estar provocadas por la ingesta de harinas y levaduras. Las harinas producen pesadez intestinal porque son complicadas de digerir y en muchas ocasiones si van acompañadas de levaduras, estas, fermentan en los intestinos y notamos la sensación tan molesta de hinchazón.

Mi recomendación es tomarlas sólo en momentos puntuales u ocasiones festivas.

Existen muchas otras razones por las que nuestro sistema digestivo puede estar resentido, pero para esto habría que hacer un seguimiento personalizado de cada persona en particular.

Deseo que estas pequeñas pautas te sirvan de ayuda para comprender que pasa si no asimilas bien lo que comes,  y te sean de utilidad para observar cuales son tus hábitos alimenticios. E ir introduciendo pequeños cambios en tu alimentación, que de forma sencilla te permitan sentirte llena de energía y vitalidad.

Me encantaría que compartieras tu experiencia
¿Tienes dolencias digestivas?
¿Sueles tomar fermentos?
¿Has notado diferencia en tus digestiones?

Leave a Reply


You must be logged in to post a comment.