Receta casera de ketchup lacto-fermentado sin azúcar

¿Te gustan las salsas?

A mi me gustan mucho, pero, esta receta la preparo especialmente para mis hijas.

Les encanta abrir la nevera y encontrarse unas cuantas salsas para poder darle “gracia” a la comida como dicen ellas   🙂

Así que he pensado que a ti también te puede encantar esta salsa fermentada.

Además, así evitamos las salsas que venden llenas de ingredientes que nunca sabemos que son y la convertimos en una salsa que esta llena de probióticos, dispuestos a colonizar tu sistema digestivo.

Fermentar salsas a veces nos puede resultar extraño, pero es una muy buena forma de conservar los alimentos y además, crear salsas con sabores intensos y profundos.

Hoy os voy a enseñar esta, pero te aseguro que si te pones a investigar te vas a encantar este maravilloso mundo de las salsas fermentadas.

Cosas importantes antes de empezar a fermentar una salsa

Antes de aventurarte en el mundo de las salsas fermentadas, hay una cosa muy importante que debes saber.

Siempre que estamos fermentando tiene que haber algún alimento que ya contenga bacterias, de lo contrario, no van a aparecer por arte de magia.

¿Y por que te cuento esto?, porque en muchos casos, cuando fermentamos salsas, lo hacemos con alimentos que ya están cocinados y en ese caso, ya no contienen lacto-bacterias para que puedan proliferar.

Pero no te preocupes, puedes fermentar salsas cocinadas si tienes un iniciador de la fermentación.

Puedes utilizar por ejemplo, el líquido que te ha sobrado de otro fermento. Este ya está lleno de bacterias y van a colonizar la salsa que estás preparando.

Puedes utilizar otros iniciadores, como kefir de agua, kombucha…

Así que antes de preparar esta salsa, asegúrate que tienes un iniciador para prepararla y que te salga una salsa fermentada llena de probióticos.

Así que una vez que te he contado esto, vamos con la receta.

Receta casera de ketchup lacto-fermentado sin azúcar

Ingredientes:
  • Puré de tomate o salsa tomato
  • 3 cucharadas de melaza de arroz
  • 3 cucharadas de vinagre sin pasteurizar
  • 2 cucharadas de iniciador de fermentación. Yo he usado un poco de líquido de un kimchi tradicional, pero puedes utilizar de los que te hablo un poco mas arriba
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de hierbas provenzales
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • Agua y sal
Elaboración:

Para esta receta, te recomiendo que utilices una pasta de tomate bastante espesa. Si no consigues una textura que a ti te guste, yo lo que hago es cocinarla durante largo tiempo a fuego muy lento. De esta forma eliminamos el líquido y concentramos el tomate.

Cuanto mas espeso sea el tomate que utilizamos, el sabor será mas intenso. Así que vete cocinándolo hasta que consigas un sabor que a ti te guste. Déjalo enfriar.

Una vez que ya tienes la pasta de tomate fría, lo vas a mezclar con el resto de ingredientes excepto el agua y la sal. Pruébalo a ver si te gusta de sabor, si prefieres mas dulce, o salado u otro toque, añade mas cantidad de los ingredientes que te gustan, hasta conseguir tu resultado favorito.

Tienes que tener en cuenta, que durante el proceso de fermentación, el sabor variará ligeramente.

Una vez que lo tienes en el bote, vas a preparar una pequeña salmuera con 1/4 de cucharadita de sal y 100ml de agua. Disuélvelo bien y ponlo en la parte de arriba de la mezcla que has preparado. De esta forma creará un pequeño sello para que nuestra salsa se conserve correctamente durante la fermentación.

Lo tendremos entre 3-4 días fermentando a temperatura ambiente y luego lo conservamos en la nevera durante durante meses.

Para este tipo de fermento, te recomiendo los botes con airlock, así te aseguras que no hay contaminación si alguna parte se ha salido de la salmuera que hemos puesto en la parte de arriba.

Estoy segura que esta salsa te va a encantar y de ahora en adelante, vas a comer un ketchup casero lleno de probióticos

Y tu, ¿Sueles preparar salsas fermentadas?

10 Responses to “Receta casera de ketchup lacto-fermentado sin azúcar”


  • Karina / Responder

    Hola! Gracias por esta estupenda receta. Tengo una duda, ¿Puedo usar melaza de manzana o miel en vez de melaza de arroz?
    Gracias por tu respuesta y por tu estupendo curso.
    Saludos.


  • Irene / Responder

    Y cuánto tiempo lo dejamos? Y en el momento en que esté listo, le quitamos el líquido de arriba y lo guardamos en la nevera?


  • Josefina / Responder

    Hola! Me encanta ! Cuanto tiempo se deja? Temperatura? Soy nueva en esto y estoy probando! Gracias por todo!


  • Mónica / Responder

    qué buena pinta!! la salmuera entonces se echa por encima de la salsa con cuidado para que no se mezcle… cuántos centímetros debería llevar de salmuera? una vez pasados esos 3-4 días se retira la salmuera? porque si no se quita cuando se quiera coger la salsa se mezclará con la salmuera, no? esto no lo he entendido bien… Tiene que fermentar cerrado herméticamente o con trapo por encima para que haya oxígeno?
    Mil gracias!!


    • Nerea Zorokiain Garin / Responder

      Hola Mónica,
      si la añades poco a poco para que no se mezcle, como 1 cm aproximadamente.
      Luego la consumes y se mezcla con la salmuera, no pasa nada.
      Tiene que fermentar con trapo por encima, sin cerrar herméticamente
      Hasta pronto


  • Monse / Responder

    Pero le tienes que sacar después de los 4 días el líquido de encima? O se lo traga?? Gracias


Leave a Reply