Como la macrobiótica te ayuda a conocerte cada día

Hoy quiero contarte como la practica de la macrobiótica te ayuda a conocerte cada día.

Si algo me fascinó desde el primer momento y me sigue sorprendiendo de la práctica de la macrobiótica  es la posibilidad de conocerme un poquito más y de mejorar cada día. También me enseña a quererme tal  y como soy, cuidar mi naturaleza y mis necesidades físicas, emocionales y energeticas.

La macrobiótica es mucho más que una forma de alimentarnos, es una filosofía de vida, uno modo de mirar, de entender, vivir y convivir.

Si la mirada y el sentir hacia uno mismo cambia, también cambia como miramos y convivimos con el resto de seres vivos y el mundo. Cambia nuestra forma de estar y caminar.

Es como si te pusieras unas gafas diferentes que te permiten mirarte, mirar, convivir, reaccionar, observar, comprender y sentir de otro modo.

En mi interior siento calma, amor infinito, energía y fuerza para conseguir todo aquello que me propongo. Agradezco cada día la maravillosa posibilidad de estar viva.

Por eso quiero cuidarme y nutrirme, porque deseo estar preparada para poder fluir  y disfrutar las infinitas posibilidades que sé voy a encontrar en el camino.

Como puede ayudarte la macrobiótica a conocerte:

1.-El primer paso es  que elimines el consumo de productos alimentarios como alimentos precocinados y envasados, azúcares, refrescos, bolleria industrial.. Y vayas introduciendo alimentos que realmente te nutren como verduras, legumbres, cereales, semillas, algas.. Poco a poco tu cuerpo va a ir limpiándose. Y con ello vas a conseguir que tus emociones sean más equilibradas y tu mente mucho más clara y eficaz.

Es como si poco a poco fueras quitando capas de una cebolla para encontrarte realmente con tu esencia, con quien eres en realidad.

Verduras de otoño

2.-Conocer cual es tu constitución.

Cada uno de nosotros nacemos con una constitución. Habla de tu estructura y características internas y externas. De la fortaleza de tus tejidos y sistemas orgánicos. También nos habla de tu actitud, de tu forma de reaccionar ante las dificultades. Podríamos decir que es la base, en rasgos generales de nuestro carácter.

Nuestra constitución nos acompañará durante toda la vida. Es muy complicado cambiarla.

A nivel energético podemos decir que hay  personas con una constitución Yin y otras con una constitución Yang.

Aunque hay que tener en cuenta que nadie es totalmente Yin o totalmente Yang. Cada uno de nosotros tenemos una energía predominante.

Aprender a nutrir tu naturaleza te va a permitir generar equilibrio y poder disfrutar de todo tu potencial. Sin pesos, sin juicios.

Puedes leer más sobre constitución Yin  y Yang en estos dos artículos:

-Como nutrir la energía Yin

-Como nutrir la energía Yang

3.-Tu comida ha de ser sencilla. 

Cuando comenzamos un cambio de alimentación y queremos descubrir cual es nuestra naturaleza es importante que nuestras recetas sean sencillas( verduras, legumbres, cereales, algas, semillas y frutas). No utilizar muchas salsas, aliños o aderezos. Que en el plato cada alimento tenga su lugar, con una buena presentación, sin mezclar muchos alimentos en el mismo plato o cocción.

_dsc0572

4.-Practicar cocina de estación. Utilizando verduras y frutas de temporada. Y adaptar nuestras formas de cocinado según la estación en la que nos encontremos.

Esto nos va a permitir armonizarnos con el entorno y ser más flexibles en los cambios.

La flexibilidad y adaptación al cambio hoy en día es muy importante, ya que muchos de nosotros tenemos la sensación de que todo va muy rápido.

5.-Comer atentos

Cuando comienzas a hacer un cambio de alimentación te centras en los alimentos que son más equilibrados, en hacer recetas nuevas, en que estén equilibrados energéticamente.

Si un día te comes algo que habías decidido no comer te sientes culpable.

Pues bien, en mi opinión es tan importante lo que comemos como la actitud con la que lo hacemos.

Si yo desayuno crema de arroz y te kukicha, pero lo hago delante del teléfono o el ordenador.

Si como de pie o corriendo un plato macrobiótico super equilibrado. Si me llevo un tuper con unas hojitas de col maravillosas para comer entre horas pero después no me las como porque no me ha dado tiempo… ¿Esto es una alimentación equilibrada? ¿Esto es cuidarme? ¿Nutrirme?

Te lo cuento porque yo he hecho esto muchas veces. Y hay que estar atentos para que el modo en el que comemos sea tan importante como los alimentos que elegimos. Para darle la verdadera importancia que tiene a este momento:

-Siéntate siempre que vayas a comer, incluso si únicamente vas a beberte un té.

-Prepara la comida, pon la mesa bonita, decora tus platos, como si lo estuvieras haciendo en una primera cita. Una cita contigo misma. Aprendamos a cuidarnos como lo haríamos con las personas a las que más queremos.

-Aleja cualquier tipo de distracción, telefono, ordenador, televisión.

-Saborea cada bocado, MASTICA cada bocado.

Porque elegir nuestros alimentos, elegir el corte, la forma de cocción y comerlos es un acto de amor hacia ti mismo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *