Como conseguir un equilibrio en tu alimentación sin prohibir ningún alimento

¿Hay algo prohibido en macrobiótica o hay algo prohibido en nuestra mente?

Hace unos días recibí un correo en el que una chica me comentaba que no conseguía sentirse bien a través de la alimentación aún habiendo eliminado/prohibido ciertos alimentos. Y continuaba diciendo que la macrobiótica era muy estricta y creía que no era para ella.

Estos correos y comentarios son habituales cuando la gente habla de macrobiótica y a mi no paran de sorprenderme.

¿Porque culpamos a cosas externas nosotras, algo que es nuestra responsabilidad?

Esto lo hacemos en muchas áreas de nuestra vida, en las relaciones con otras personas, en nuestro trabajo… Debemos entender que siempre que elegimos algo lo hacemos por nosotros mismos. Nada ni nadie nos obliga a hacerlo y cambiar estos hábitos solo depende de nosotras, ya que somos las responsables de todo aquello que nos sucede.

Para que algo cambie debemos cambiar nosotras. Cambiar lo externo no depende de nuestras decisiones

Esta perspectiva nos hace tomar las riendas de nuestra vida y de nuestra alimentación y así poder hacer los cambios necesarios para sentirnos bien con nosotras mismas.

Para mi, la macrobiótica es una filosofía que sobre todo trabaja el autoconocimiento y a través de explorar nuestro interior conseguimos saber que necesitamos en cada momento. De esta forma no nos prohibimos nada sino que comprendemos cuales son nuestra necesidades y las ajustamos cada día.

Por ejemplo:

Si un día me levando por la mañana y el cuerpo en vez de crema de arroz me pide un licuado ¿Que hago? ¿No tomarlo?, hacer como si esta necesidad no existiría no va ha hacer que desaparezca sino que va a obsesionarnos con ella y finalmente le echaremos la culpa a otra cosa en vez de hacer un trabajo de auto observación.

Parate, respira y piensa

Mira hacia adentro y observa porque el cuerpo te esta pidiendo esto. Te dejo unas preguntas que yo suelo hacerme a mi misma:

1.-¿Porque el cuerpo me esta pidiendo esto?

2.-¿Ha sucedido algo externo que haya cambiado mis necesidades?

3.-¿El resto de mi alimentación esta equilibrada o por el contrario estoy teniendo una alimentación desequilibrada y el cuerpo esta intentando equilibrarla?

Podrías hacerte mas preguntas dependiendo de las respuestas que des a estas hasta llegar a ver porque el cuerpo esta teniendo una tendencia y no otra.

Eso sí, para poder equilibrar nuestra salud a través de la alimentación,  tenemos herramientas como conocer las propiedades y cualidad energética de los alimentos. Y esto nos da una gran libertad.

Nada está prohibido, nada es bueno o malo, no solo en la alimentación sino en la vida en general.  Hay alimentos que son más adecuados que otros, dependiendo de cada persona, del momento y del lugar.

Entonces, ¿por qué utilizamos unos alimentos de forma habitual , otros de forma eventual y otros en ocasiones extraordinarias?

La respuesta es el equilibrio: Macrobiótica, es sinónimo de equilibrio. Equilibrio en lo que comemos, equilibrio con el entorno, con otros seres vivos y por supuesto con nosotros mismos.

Prohibido en macrobiótica

Utilizamos aquellos  alimentos que son  más ricos en nutrientes  y aquellos más equilibrados a nivel energético. Veamos una clasificación de alimentos:

Alimentos extremo Yang:   sal , huevos, carne (pollo, carne roja, ternera), quesos curados y salados, harinas y horneados y pescado azul. Concentran la energía. Pueden tener uno o varios de los siguientes efectos: calentar, secar, contraer, cerrar, tensar .

Alimentos extremo Yin:  químicos: aditivos, fertilizantes, medicamentos,  azúcar,chocolate, bebidas alcohólicas,  especias,  frutas y verduras tropicales,   lácteos, queso fresco y requesón,  solanáceas: tomate, patata, berenjena y pimiento.

Dispersan la energía. Pueden tener uno o varios de los siguientes efectos: refrescar, enfriar, dilatar, hinchar, abrir, relajar, debilitar.

Extremo no es sinónimo de malo o perjudicial, simplemente su efecto es más intenso,  por eso no son alimentos para utilizar en grandes cantidades ni a diario. Lo ideal es evitarlos o consumirlos en pequeñas cantidades. Y sobre todo asegurarse de que sean de alta calidad. Si el cuerpo te los pide es porque existe un desequilibrio, generado por alguna causa que debes de observar.

Consumir alimentos extremos de forma habitual nos lleva a la necesidad de consumir otro alimento del extremo contrario, a fin de nivelar nuestro equilibrio físico-energético. Un ejemplo claro sería una típica comida de Navidad: fritos, carnes.. son alimentos que acompañamos con bebidas alcohólicas, postre helado, turrón… azúcar.

Alimentos de centro:  cereales integrales, legumbres, vegetales, frutos secos , algas y pescado (trucha, merluza, lenguado, sardina..)

Se pueden a su vez clasificar en expansivos y contractivos. Aunque sus efectos son mucho más suaves que los de los alimentos extremos. Son los más adecuados para comerlos a diario.

En el equilibrio está la clave para tener una vida satisfactoria y conseguir todo aquello que te propongas.

Conocer es el principio de la libertad. El arte del conocimiento es el arte de la realización de la libertad. Todo el sufrimiento deviene de la ignorancia. Ignorancia de lo que soy, ignorancia de quien soy, de quienes somos. El arte del conocimiento es la apertura al secreto de la vida, y el camino para la salud, la felicidad y la vida infinita”. Michio Kushi

¿Y tu como consigues equilibrar tu alimentación?

Seguro que tus ideas ayudan a los demás a conocerse mejor y así poder equilibrar su alimentación.

 

Comentarios

  1. Agata dice

    Me pareció un artículo muy bueno, muy bien explicado lo de la energía extrema de los alimentos. ¡Gracias chicas y adelante!

  2. Salud dice

    Hay que reconocer que en un principio es duro, muy duro, te pegas la vida pensando en lo que vas a comer. La de cacharros que se manchan, con el arroz, con las infusiones, y si encima tienes que hacer otro menú para tu marido, la cosa se complica, yo lo hago porque me lo han aconsejado debido a mi enfermedad, he adelgazado un montón y disfautar comiendo, nada de nada, pero creo que hay que aguantar y hacerse, la naturaleza es sabia y yo confío que mi propio organismo me lo irá pidiendo.
    Un saludo y muchas gracias.

    • dice

      Hola Salud,
      poco a poco el cuerpo te lo pedirá, quizás no te gusta porque las recetas que utilizas son medicinales y todavía no estas metiendo cosas un poco mas sabrosas hasta que no se estabilice?
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *