Los cereales integrales, como cocinarlos y la energía resultante

Una de las bases de la alimentación desde hace miles de años, son los cereales integrales. Consumidos en todas las culturas en todo el mundo en sus diferentes variedades.

En la actualidad, basamos nuestra alimentación en comida rápida, refinada y una cantidad ingente de azúcar, quitándole la importancia que debería tener una dieta sana y equilibrada para el cuidado de nuestra salud.

¿Porque los cereales son la base de nuestra alimentación?

Los cereales proporcional al organismo una nutrición adecuada, nos abastecen de una energía gradual y una gran resistencia.

Si observamos nuestra estructura dental. Ésta, esta formada por 32 piezas, de las cuales 20 son molares, especialmente diseñadas para moler granos, 8 incisivos, para cortar fibras vegetales y 4 caninos, para cortar fibras animales. Esto ya nos da una idea de que alimentos deben componer nuestra alimentación.

Podemos incluso hacer la comparación con otras dentaduras, como las de los perros o vacas. Veremos que su alimentación esta basada según la forma de su dentadura.

¿Entre que cereales puedo elegir?

Antes de conocer los cereales integrales que existe, es importante saber, que cuando elegimos este alimento, los de mejor calidad siempre serán los integrales y a poder ser de cultivo ecológico. Los químicos utilizados en agricultura convencional para su cultivo, conservación y elaboración pueden crear trastornos importantes en nuestro organismo.

Entre los cereales mas utilizados encontramos

  • Arroz integral: es el cereal por excelencia en alimentación macrobiótica y vegetariana. El mas equilibrado, se le considera un alimento para el desarrollo intelectual. Entre sus beneficios, trabaja en nuestro intestino aliviándolo de diferente dolencias. Se puede cocinar solo o acompañado de legumbres, cocinándolo normal o a presión. Es aconsejable remojarlo unas horas antes o el día anterior y podemos añadirle diferentes algas que harán del plato algo excelente.

 

  • Cebada: es un alimento básico en animales, aunque en otras culturas se consume habitualmente. Beneficia al hígado y a la vesícula biliar. Es indicado especialmente para disolverla grasa y proteína animal acumulada en el cuerpo. Se puede mezclar con otros cereales para preparar cremas, sopas, estofados… Este cereal es muy consumido en forma de malta, que es el cereal tostado y molido.
  • Mijo: es un cereal especialmente indicado para el invierno ya que ayuda a soportar bien el frío. Recomendado para personas con problemas de páncreas y  estómago. Nos aumentará la vitalidad. Lo podemos cocinar solo o acompañado de otros cereales en tantos platos se nos ocurran, croquetas, paella de mijo, sopas, cremas…
  • Trigo: es el cereal mas común en Europa, lo podemos encontrar en infinidad de alimentos que consumimos diariamente, el pan, espaguetis, galletas… Es beneficioso para el hígado y nos proporciona energía suficiente para realizar grandes esfuerzos durante tiempo prolongado. Es importante, como en todo los cereales, consumirlo en forma integral, tanto el grano como cuando consumimos sus derivados en forma de pan, espaguetis… Otros de sus  derivados que lo podemos preparar rápidamente y  nos permiten añadirlos a muchos platos son el cus cus y el bulgur. Hay que tener en cuenta que este cereal es uno de los que mas gluten contiene. Entre sus variedades mas digestivas encontramos la Espelta y el Kamut.
  • Avena: es el cereal que mas grasa contiene así que lo consumiremos especialmente en invierno. Por esto lo utilizamos para edades de crecimiento en bebes, niños y madres que amamantan. Se puede comer en forma de grano en cremas o como mas comúnmente se conoce en copos. De esta forma la consumiremos cruda o dejándola a remojo para ablandar. Podremos preparar también leche de avena, muy utilizada últimamente.
  • Maíz: es el cereal mas ligero de todos, lo podremos consumir en grano cocido para ensalada, en mazorcas o preparando palomitas de maiz. Es el cereal por excelencia de America.

Existen gran variedad de cereales integrales de los que no hemos podido hablar. Todos ellos, nos podrán marcar el camino hacia una salud física y menta. Además, podremos preparar de mil formas para mantener siempre el gusto por estos.

¿Como podemos cocinar los cereales?

Existen múltiples maneras de cocinarlos y con cada una de ellas, conseguiremos tipos de resultados y también unas características energéticas.

  • Al vapor: El verano y primavera son los mejores momentos para preparar así tus cereales. De esta manera el cereal se digiere muy fácil y nos relajará. La energía resultante al utilizar esta cocción será con una tendencia Yin, flexible, ascendente y fresca. Por esto se recomienda a personas que tienen un aparato digestivo débil.

Preparación:

Dejamos el cereal a remojo desde la noche anterior. Al día siguiente, lo pondremos en una cazuela de vapor o con una vaporera. Lo dejaremos entre 50-60 minutos hasta que este al gusto.

  • A presión: Recomendado para épocas del año frías ya que nos dará calor y fuerza. SE cocina rápidamente, creando calor interno y en profundidad.

Preparación: Dejamos el cereal a remojo la noche anterior. En una cazuela, ponemos la cantidad de agua recomendada, una pizca de sal y el cereal, cerraremos la olla y dejaremos a presión durante el tiempo indicado según la variedad que estemos cocinando. Se le puede poner un difusor entre el fuego y la cazuela para el calor en la cazuela esté mas repartido.

  • Cocido: Lo utilizaremos en primavera y verano. Con energía ascendente y hacia adentro. Nos calienta y nos relaja. Este tipo de cocción es muy equilibrada para cualquier persona.

Preparación: dejamos el cereal a remojo la noche anterior. Al día siguiente, ponemos en una cazuela agua y cereal en la medida adecuada y lo llevamos a ebullición y lo dejamos al mínimo dependiendo el tipo de cereal que hayamos elegido.

  • Al horno: Esta no es una manera muy común de preparación en nuestra cultura. De energía descendente y hacia adentro. Nos ayudará a secarnos y a mantener el calor interno y en profundidad.

Preparación: Existen utensilios especiales para esto pero se pueden preparar en recetas de pasteles y barritas de cereales. O también una vez cocinado el cereal, lo colocamos en el horno durante 10-15 minutos con un poco de agua y conseguiremos una textura cremosa.

  • Frito: Es muy utilizado en diferentes culturas asiáticas y consigue una energía descendente y expansiva. Nos activa y nos calienta en los momentos que necesitamos un aporte extra de energía.

Preparación: con el cereal ya cocinado, lo saltearemos con el resto de ingredientes que queramos añadir.

Tabla de cocción de los cereales

En esta tabla, podrás consultar las recomendaciones para la cocción de los cereales. Es orientativa, ya que dependiendo el resultado que queramos conseguir, añadiremos mas o menos agua o utilizaremos fuego mas fuerte o mas flojo.

Antes de la cocción del cereal, lo podemos someter a diferentes tratamientos: 

  • Remojo: dejándolo durante varias horas a remojo, conseguiremos que el cereal sea más digestivo. Durante este proceso, el cereal, al ser una semilla viva, inicia su proceso energético del cual nos beneficiaremos. El agua del remojo, podemos utilizarlo para la cocción si no tenemos una condición muy débil.
  • Tostado: Al calentar la semilla, lo que conseguiremos es una energía muy Yang, así que lo utilizaremos ocasionalmente en invierno o en momentos de condición muy Yin. No abusar.
  • Germinado: para tomarlo crudo.
  • Fermentado: lo utilizaremos en aliños o platos de postre. Son el miso, tamari, amasake…
  • Cocinado directamente sin ningún proceso previo: lo prepararemos directamente solamente habiéndolo lavado previamente. Lo evitaremos en caso de anemia, osteoporosis o condiciones de salud grave que requieran otros tipos de cocción.

2 Responses to “Los cereales integrales, como cocinarlos y la energía resultante”


  • Marlene / Responder

    Hola buenos días yo estoy con la macrobiótica hace más de un mes, y me siento muy bien , quisiera más información si es posible!e , vivo en argentina


    • Almudena Montero / Responder

      Hola Marlene,
      Me alegro que estés practicando macrobiótica y que te sientas muy bien 🙂
      Si buscas en nuestro blog hay mucha información y recetas.
      Si buscas algo en concreto puedes ponerlo en el buscador y así será más rápido.
      Saludos


Leave a Reply