Tarta de chirivias

Esta tarta de chirivías te va a sorprender ¡seguro! ¿Has probado la chirivia?

Es una raíz de color blanco que tiene un aroma muy especial, también llamada pastinaca. 

Se parece a la zananoria en su forma pero con una forma más ancha en la parte superior.

Se dice que ya los griegos y romanos la tomaban. Considerándola una raíz con muchas virtudes como su contenido en vitamina C, vitaminas del grupo B y magnesio. 

La puedes utilizar en muchos platos, tanto dulces como salados. Da un toque muy especial, ya que tiene un sabor aromático y dulzor intenso y singular.

Hoy te voy a enseñar a preparar una tarta de chirivia dulce. 

Por su color y textura, es lo mas parecido a una tarta de queso así que la podemos utilizar para “seducir” a todas aquellas personas que todavía consumen lácteos y dulces.

Siempre que la preparo suelo esperar a que los comensales la prueben y después les cuento de que está hecha, las caras suelen ser de sopresa.

Aquí tienes la receta

Tarta de chirivías

Ingredientes para la base:

  • 200 gr de harina de espelta integral
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de agua
  • un poquito de sal

Ingredientes para la cobertura:

  • 500gr de manzana reineta 
  • 200gr de chirivia
  • 1lt de bebida de arroz
  • Sal una pizca
  • 1 cucharada sopera de agar-agar
  • 2 cucharadas de melaza de arroz
  • mermelada de frutos rojos

Elaboración de la base:

Mezclamos el aceite y el agua por un lado y la harina con la sal por otro. Mezclamos bien y añadimos los ingredientes líquidos a los sólidos.

Amasamos levemente, únicamente para formar una bola. La podemos dejar dentro de un bol o ensaladera, cubierta por un trapo de cocina durante 30 minutos como mínimo.

Pasado este tiempo ponemos la masa en una encimera o mesa y la extendemos con la ayuda de un rodillo dejándola muy finita.

Cogemos un molde de tarta para hornear, y pincelamos la base y laterales con aceite de oliva.

Cubrimos la base y laterales con la masa estirada, y una vez esté bien cubierta pinchamos la masa con un tenedor.

La horneamos a 170º durante 20 minutos. Horno previamente calentado.

Una vez está lista la sacamos y reservamos.

Elaboración de la cobertura:

Pelar las manzanas y cortarlas en 8 trozos cada una. 

La chirivia la lavamos bien y cortamos en tamaño similar a la manzana.

Cocinamos juntas la manzana y chirivia a fuego mínimo. con un poquito de sal durante 30 minutos.

Irá sacando su propio jugo. Si ves que se va a pegar añadele un poquito de agua.

Una vez está cocinado añadimos bebida de arroz, la melaza y batimos hasta que se quede una masa fina, sin grumos. 

Echamos el agar-agar y lo dejamos hervir durante 10 minutos moviendo de forma continua.

Dejamos reposar 10 minutos y la añadimos sobre la base, que debe estar fría.

El agar agar se queda sólido cuando se enfría, así que el tiempo dependerá de la temperatura a la que dejes la tarta reposar. Puede tardar de 4-4 horas a temperatura ambiente.

Así te recomiendo hacer esta tarta de un día para otro, y así te aseguras de conseguir la textura que deseada para cuando la quieras comer.

Una vez que está lista le puedes poner la mermelada de frutos rojos por encima.

Y ahora solo queda ¡Disfrutar!

Leave a Reply